El cuidado de la piel del recién nacido: Un momento de conexión con tu bebé

//
El cuidado de la piel del recién nacido
¿Ya conoces sobre el cuidado de la piel del recién nacido? ¡Te damos estos tips para mamás primerizas! Entra ahora y lee.

¿Cuándo bañar a un recién nacido?, ¿cuánto tiempo exponerlo al sol?, ¿qué hacer ante los cambios que sufre su piel los primeros días? Estas son algunas de las preguntas que tienen las mamás, incluso
antes de que nazca su bebé.
.

La fragilidad y el cuidado de la piel del recién nacido se manifiesta en la delicadeza de la misma, pero su cuidado no debe ser motivo de angustia sino una oportunidad para fortalecer los lazos entre madre e hijo.

  • Baño: 

Se recomienda esperar 48 horas para el primero, pues los bebés nacen cubiertos por una capa grasosa de color blanco llamada vérnix caseosa que los protege de infecciones exteriores y disminuye la pérdida de calor corporal. Esta sustancia se absorbe espontáneamente.

 El primer baño debe ser corto y en un lugar sin corrientes de aire. El agua debe estar a 35-36 grados. Si se va a utilizar jabón debe tener un PH neutro. Tres baños a la semana son suficientes en el primer mes.

El bebé debe estar arropado antes y después del baño. Y el secado debe ser muy suave, dando toquecitos en su piel con una toalla.

 

No se recomienda la exposición directa, sino alternativas como un paseo en coche o recibiendo la luz a través de las ventanas. Deben taparse los ojos y genitales por su sensibilidad.

Los baños de sol, que ayudan a absorber la vitamina D, deben realizarse antes de las 10 a. m. y el bebé no debe tener ninguna crema hidrante en su cuerpo. Esta se puede reservar para un masaje posterior, que realizaremos con las palmas abiertas y relajadas, iniciando en los pies y terminando en las extremidades superiores.

Este contacto físico le recuerda al bebé el bienestar que sentía en un espacio tan acogedor como el útero, de donde apenas acaba de salir.

Algunas de las lesiones comunes en las pieles de los recién nacidos son miliaria, acné neonatal, eritema tóxico y melanosis pustulosa, que tienden a desaparecer naturalmente a los pocos días de su aparición. En caso de que no ocurra, se recomienda consultar con el pediatra.

¡Recuerda que el cuidado de la piel del recién nacido debe ser contante para que crezcan con una piel sana e hidratada!

Dra. María Clemencia Cardona

Médica de la Universidad Pontificia Bolivariana. Es especialista en lactancia y donación de leche humana de la Universidad Autónoma de Barcelona.

.
Instagram: @lactoafecto

Medipiel

Estamos aquí para acompañarte en todas tus etapas de cuidado porque creemos que cuando te cuidas integralmente construyes y fortaleces tu amor propio reflejando tu bienestar en la piel.

¿Cómo te pareció este artículo? ¡Comenta!

Your email address will not be published.